La Sociedad que nos enseña a Odiar (parte 1)

Aquello que vemos, aquello que vivimos, lo que sentimos y experimentamos es lo que nos hace ser lo que somos, nos moldea. El ser humano desde que nace tiene la capacidad tanto para amar, como para odiar. Además de muchas otras.

Lo que verdaderamente influye sobre nuestro comportamiento son las manos que moldean el individuo. Los padres, la familia, los profesores, esos amigos con los que pasamos la mayor parte del tiempo, los ídolos a los que admiramos y seguimos como referencia, el entorno en el que nos movemos a lo largo de nuestras vidas. Todo ello hace parte de nuestra sociedad.

Pero parece ser que nuestra sociedad actual se empeña en seguir con los mismos patrones que épocas atrás nos han llevado a las guerras, a la destrucción, al odio por lo que no es afín a nosotros, dividiendo al conjunto de la humanidad (véase humanidad como conjunto de seres de una misma especie) en pequeños grupos vulnerables, más fáciles de debilitar.

Somos receptores de mensajes constantes llenos de pesimismo y negatividad que nos hacen sentir confusos, insatisfechos, cansados y que no hacen otra cosa, más que crear sentimientos de repulsión y rechazo hacia cualquier cosa que “parece” que esté atentando contra nuestra tranquilidad y nuestro bienestar. Dando como resultado una sociedad enferma que se sumerge cada vez más en el lodo de la frustración, la impotencia, el estrés, la ansiedad y todo lo anteriormente mencionado; pero cada vez con mayor intensidad.

El odio se alimenta de sí mismo.

Y como resarcimiento, los únicos mensajes positivos que escuchamos son aquellos que nos incitan a ser MÁS… perfectos, más productivos, más competitivos, más listos, más importantes, más fuertes, más felices. Siendo esta una empresa difícil de mantener,porque nos obliga a la vez a permanecer en una lucha constante para estar por encima del otro.

¿Realmente hemos evolucionado como sociedad? Yo no lo creo así. Aunque mi casa esté llena de objetos que intenten convencerme, de que el bienestar está basado en la capacidad de tener.

“Está en la capacidad que tiene el ser humano de; SER”

¿Entonces se ha convertido el odio en una herramienta de autoprotección?

A lo mejor nuestra misma incapacidad de cuestionar, de reflexionar, de empatizar con nuestros semejantes y con nosotros mismos. Nos lleva a buscar la tabla de salvación má rápida y concurrida. Porque nos hemos visto superados por aquellas viejas heridas que aunque (en ocasiones) ajenas a nuestra generación, llevamos y llevaremos arrastrando, sino damos un cambio substancial y responsable en nuestra forma de pensar y de actuar.

Somos muchos más los que simplemente queremos una sociedad normalita; (normal, no perfecta) los que estamos dispuestos a superar esas barreras ficticias que algunos pretenden solidificar con nuevos muros de animadversión, hacia cualquier cosa que parezca diferente.

Diferente; Todos somos diferentes, pensamos de forma diferente, sentimos de forma diferente, creemos en cosas distintas, nuestros gustos difieren unos de otros,y nuestra manera de ver las cosas depende de muchos factores; nuestra personalidad, nuestras creencias, etc… Porque el mundo en sí, es complejo y diverso. Nuestra naturaleza de “diferentes” no es más que el resultado de las condiciones en las que nacemos y nos desenvolvemos; ambientales, culturales, genéticas, de entorno… solo eso.

Es una forma de supervivencia, el adaptarse. Educar es lo que nos corresponde.

Una educación que nos enseñe a observar, a cuestionar, a indagar, a preguntar sin temor, a respetar, a buscar soluciones. No es necesario adoptar las condiciones del otro, pero si conocerlas.

Una sociedad que nos enseñe a empatizar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: